SEIP - Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas
Inicio

Acceso a SEIP






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Recordamos que No Enviamos Publicidad Alguna a los usuarios.

Estadísticas

Usuarios: 14582
Noticias: 446
Enlaces: 27

¿Quién está en línea?

Mini Chat

Ultimo Mensaje: 1 año, 8 meses ago
  • Jupaen : Hace mucho tiempo que no se actualiza la web?
  • beaseip : «email»
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, utilizad sólo el email de yahoo... «email»  GRACIAS!
  • talko : hola bea cuando pones en la pagina la lista de ponentes??
  • talko : hola beaseip
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, durante los días 28 y 29 de Junio, utilizad sólo el email: «email»  GRACIAS!
  • Lara : hola,,adan,,,?
  • vitor : hay alguien?
  • vitor : hola
  • talko : hola he puesto un comentario de investigacion en el foro seccion experimentos leedlo (gracias)
Accede a la Web

CHAT SEIP

Encuestas

Qué Tema te Gusta
 
¿Te gustaría un Curso de Parapsicología?
 
 
Radiografia al Fenomeno OUIJA Imprimir E-Mail
Escrito por Francisco Azorín Matesanz   
martes, 08 de mayo de 2007

   La Ouija nos muestra en ocasiones uno de los aspectos más peligrosos de los "juegos" con el más allá. Muchos creen que se trata de maliciosos espíritus que aprovechando la situación del contacto, se apoderan de la voluntad de los experimentadores haciendo de ellos sus exclavos más serviles.

Pero la realidad parece ser otra. Paco Azorín, conocido investigador y experimentador en el campo de la Ouija, nos acerca a un mundo desconocido proclive de ser tomado como incomprendido por muchos y vilipendiado por otros, llegando incluso a aparecer maestros de lo insólito que nunca han realizado sesión Ouija Alguna. Lo importante es que saquemos nuestras propias conclusiones.

 

 1ª Parte -  Generalidades de la Ouija

 

 Con seguridad, la Oui-ja es el fenómeno paranormal más popular y practicado en nuestra sociedad, pero no es menos cierto que, por desgracia, ha sido y sigue siendo maltratado y vilipendiado injustamente por determinados “entendidos” en la materia que se han encargado a lo largo de la historia de demonizarlo y rodearlo de un halo oscuro y tenebroso que nada o muy poco tiene que ver con la realidad del mismo.

 En ciertos casos, esta manera desproporcionada de actuar la podríamos achacar simplemente a la ignorancia y a ese cómodo dejarse llevar por la corriente de opinión más machacona y difundida pero, en otros, subyace claramente un objetivo mucho más perverso y malintencionado: el de meterle el miedo en el cuerpo a la gente con el último fin de que nadie lo practique ni se atreva a investigarlo.

¿Acaso temen que descubramos algo en él que no les interesa que llegáramos a conocer? ¿Qué tendrá, entonces, de interesante el fenómeno Oui-ja?

 

De esta manera, nos encontramos con “ilustres personajes” que nos aconsejan encarecidamente que no practiquemos estas sesiones si no queremos correr el grave riesgo de que entidades malignas y perversas, procedentes de enigmáticas y lejanas dimensiones, se apoderen de nuestras mentes y nuestros cuerpos. Quizá, actuando de esta manera, no son conscientes de que, si la cosa fuera realmente como ellos nos la cuentan, efectivamente el fenómeno Oui-ja sería peligrosísimo pero, al mismo tiempo, extraordinariamente importante pues pondría de manifiesto que:

 

1º- Existen otros planos dimensionales habitados e incomprensiblemente desconocidos por nuestro científicos.

 

2º- Seres malvados y dotados de gran poder procedentes de estas dimensiones, serían capaces de canalizarse a través de estas experiencias y apoderarse fácilmente de nuestras pobres y desamparadas mentes.

 

Está claro que este tipo de creencias y supersticiones son más propios de la Edad Media que del siglo XXI porque,  si no estoy mal informado, nuestra ciencia no ha demostrado, hasta la fecha, ninguno de estos puntos.

 

 No faltan tampoco “sabios doctores” que aseguran el hecho de que toda la información obtenida en las sesiones Oui-ja procede siempre del Demonio, pues no en vano es un ser muy listo y sabe hacerse pasar, en cada situación, por el personaje que a él le interesa con la intención de engañar a los humanos. Ya de entrada y entre otras muchas cosas, a estas personas les podríamos decir que su razonamiento es pueril y discriminatorio, ya que si tanto mérito le conceden a este fenómeno en el sentido de ser capaz de canalizar al mismísimo Demonio, ¿por qué no va a ser igualmente posible que entidades angelicales y benéficas, más evolucionadas espiritualmente que los humanos, puedan aflorar en él con la sana intención de echarnos un cable y ayudarnos en los momentos más difíciles de nuestra vida? Sobre este punto, es bien sabido que todas las civilizaciones y culturas conocidas han aceptado siempre tanto las fuerzas del mal como las del bien, y si esto es así, ¿por qué se empeñan empecinadamente en querer resaltar únicamente la vertiente negativa?

 

Esta última reflexión pone justamente el dedo en la llaga, pues el fenómeno Oui-ja- como todo en la vida- no deja de ser la clásica moneda con su cara y su cruz perfectamente diferenciadas.

 

Así, el grupo de experimentación bien intencionado que se acerque al fenómeno con ánimo de investigarlo, de recabar información sobre la Tierra y el Universo, sobre la vida y la muerte, sobre el origen y el destino final del ser humano con el sano objetivo de saber un poquito más sobre nosotros mismos y el entorno que nos rodea, sin duda alguna encontrará la cara o parte positiva de la Oui-ja y aunque sea pasito a pasito, comunicación tras comunicación, irá ascendiendo y progresando en el siempre difícil y complejo camino de la evolución.

 

Por el contrario, el colectivo que pretenda utilizar el fenómeno como juego y diversión y llegue a él cargado de traumas y miedos infundados, odios, rencores y ansias de poder y de venganza inusitados, hallará la cruz o parte negativa en la que se reflejan todas estas bajas pasiones mundanas propias de nuestra raza y que les serán devueltas de diferentes formas y maneras.

 

A lo largo de varios años de investigación he podido comprobar que efectivamente el tablero Oui-ja se comporta como el más perfecto de los espejos donde, por afinidad con nuestra intencionalidad, con nuestros objetivos e ideales y con nuestra moralidad y forma de ser, se nos devuelve lo que realmente pretendemos conseguir de él. Así de simple y, paradójicamente, así de complejo.

 

 Lo mencionado anteriormente no significa que estas sesiones puedan ser llevadas a cabo, comprendidas y asimiladas por cualquier persona, ni que estén exentas de cierta peligrosidad que es conveniente conocer de antemano, pero la falsa metodología de asustar a la gente y pare usted de contar pienso que no es la más adecuada en estas situaciones. Por el contrario, estoy convencido de que la sagrada misión que tenemos los que nos dedicamos a estudiar e investigar estos fenómenos, es la de informar y formar debidamente a nuestros semejantes con objeto de que conozcan los pros y los contras, los posibles beneficios y peligros que se puedan encontrar en cada caso, y ya con más elementos de juicio sean capaces de sacar sus propias conclusiones y actuar en consecuencia. 

 

Y justamente para conseguir este propósito, me propongo escribir en esta bonita y actualizada página de la SEIP una serie de artículos sobre la fenomenología  Oui-ja en los que pienso ir resumiendo las principales conclusiones a las que he ido llegando en mis años de práctica, estudio e investigación, y que pienso ir compartiendo con toda esa gran familia amante de las paraciencias y del mundo del misterio en general. 

 

Por : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 

 
Modificado el ( jueves, 14 de mayo de 2009 )