SEIP - Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas
Inicio arrow Curiosidades arrow La Inconsciencia Consciente

Estadísticas

Usuarios: 20305
Noticias: 446
Enlaces: 27

Mini Chat

Ultimo Mensaje: 8 meses ago
  • chellois : viendo esta pagina tiene uno la impresion de ver una imagen fijada en el pasado nada a cambiado en la pagina de la asociacion desde hace anos
  • Jupaen : Hace mucho tiempo que no se actualiza la web?
  • beaseip : «email»
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, utilizad sólo el email de yahoo... «email»  GRACIAS!
  • talko : hola bea cuando pones en la pagina la lista de ponentes??
  • talko : hola beaseip
  • beaseip : Hola a tod@s: IMPORTANTE, para inscribiros al Simposio, durante los días 28 y 29 de Junio, utilizad sólo el email: «email»  GRACIAS!
  • Lara : hola,,adan,,,?
  • vitor : hay alguien?
  • vitor : hola
Accede a la Web

CHAT SEIP

La Inconsciencia Consciente Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
domingo, 19 de noviembre de 2006

La Inconsciencia Consciente

 

Por: Guillermo Núñez ( Investigador SEIP )

LA INCONSCIENCIA CONSCIENTE

Si nos atuviésemos a la famosa frase de Calderón " y los sueños, sueños son" posiblemente nunca hubiéramos avanzado en el conocimiento de ese fantástico mundo irreal que comprende la inconsciencia de la consciencia. Siento desilusionarles si esperan que en este articulo tratemos del significado de los sueños, pero creo que en la historia del hombre muchos grandes sabios ( Sigmund Freud, Wilhem Reich, etc...) han tratado de dar explicación y crear conexiones entre la realidad onírica y la vida real. No piensen que no es un tema que me apasiona, pero si ustedes lo desean quizá trate el tema en un trabajo postenor. Por el momento intentaremos penetrar en el abismo de la inconsciencia y sus repercusiones sobre nuestro comportamiento. Este va a ser un trabajo complicado pero no imposible si consigo conectar con ustedes.

 

Bien, comencemos.

 

Por llevar un orden y comenzar a experimentar con las diferentes fases de la inconsciencia, crearemos un sistema de trabajo, basado primero en el conocimiento y luego en la experiencia, para que ambos cogidos de la mano, nos lleven hasta el final de este artículo por buen camino.

 

No comenzaremos corriendo, ni tan siquiera andando, si les parece bien comenzaremos gateando tal y como comencé yo hace tantos años. Empezaremos hablando de la relajación y experimentando con ella. Nuestro objetivo será el de conocer un atajo para llegar a nuestra inconsciencia de forma consciente, para después una vez allí conocer qué es lo que ocurre y aprender a manejar el gran potencial que nuestro cerebro nos brinda. Debemos darnos por satisfechos si logramos utilizar, tan si quiera un uno por ciento más de lo que en la actualidad utilizamos nuestro cerebro. Debe quedarnos claro que ésto no es una carrera contra el tiempo, no busco que nadie bata marcas de rapidez, la relajación es un camino bello en el que conocemos nuevos aspectos de nosotros, que nos ayudan a mejorar.

Créanme si les digo que la relajación actuará sobre nosotros benéficamente ayudándonos a conseguir un estado de tranquilidad sin igual.

 

 Para relajarnos, no necesitamos nada en especial, tan solo unos minutos y un lugar tranquilo,podemos estar solos o en compañía, eso no es importante. Lo verdaderamente importante es querer relajarse y creer que la relajación es posible de conseguir. No debemos tener miedo a iniciar el viaje, es un viaje que podemos abandonar en cualquier momento. Es posible que durante la fase de entrada notemos hasta en algunos casos hormigueo en algunas partes de nuestro cuerpo, eso es totalmente normal que ocurra, teniendo en cuenta que vamos a inducir a nuestro cuerpo a trabajar a diferentes revoluciones a las que le tenemos acostumbrado. Simplemente si llegara el caso de tener que abandonar la sesión prematuramente, hay que movilizar despacio y paulatinamente todas nuestras extremidades para que la circulación sanguínea vuelva a la normalidad. Tengan en cuenta que vamos a dormir nuestro cuerpo, no nuestra mente, ella es la que va a guiar el proceso y nos va a ensenar lo bellos que todos somos por dentro.

 

Hay diferentes métodos para alcanzar la relajación, aquí trabajaremos con uno muy sencillo, que consistirá en pensar que nuestro cuerpo, extremidad por extremidad, cada vez pesa más y esta mas caliente, siendo ese calor que sentiremos beneficioso para nuestro organismo. Antes de nada tenemos que empezar a aprender a "visualizar".

Vamos a ver, es sencillo, recuerden algo que hayan hecho hoy, algo que les haya producido placer realizar, tómense el tiempo que necesiten

 

 ¿ya está?, muy bien, vuelvan a recordarlo de nuevo

 

¿ya lo tienen?, estupendo. ¿Se han dado

 


cuenta que al recordar se producen imágenes en nuestro pensamiento?, pues bien, esa es nuestra pantalla y la vamos a utilizar. Aunque no lo crean acabamos de dar un gran paso, ya que ahora somos conscientes de un hecho que como norma general se produce a diario centenares de veces en nuestra mente y no solemos damos cuenta. Esa pantalla nos acompaña desde el dia que nacemos y a partir de hoy la vamos a utilizar en favor de nuestra meta. Mi siguiente duda es ¿seremos capaces de visualizar en nuestra pantalla una parte de nuestro cuerpo?, supongo que sí, probemos con una mano

 

Bien, ¿no es complicadoverdad?

 

Ahora imagínense un paisaje, uno bonito, uno en el que les gustaría estar en un momento de tranquilidad

 

Como verán cada vez nos manejamos mejor, y pronto estaremos preparados para los primeros "gateos" en solitario.

 

Vamos a ver, lo primero que hemos de hacer es buscar un sitio en el que nos encontremos cómodos y sin ruidos que nos puedan sobresaltar, una vez localizado el lugar hemos de buscar un asiento cómodo en el que podamos hacer descansar nuestro cuerpo sin tensiones (podría ser la cama, una butaca, sillón, o incluso a la sombra de un árbol sentado a su pie), cualquier sitio en el que nos encontremos bien es válido.

 

Encontrado el lugar, nos sentaremos o tumbaremos, intentando evitar puntos de presión exagerados sobre nuestro cuerpo que puedan hacer que desviemos nuestra atención del objetivo que nos hemos marcado. Cuando estemos listos, cerraremos los ojos y empezaremos a visulizar nuestra mano derecha, vamos a concentramos en ella, lo primero que hemos de pensar es que nuestra mano derecha se vuelve cada vez más pesada, muy pesada hasta el punto de no poder moverla; cada vez esta más caliente, muy caliente, un calor beneficioso para ella y que me hace sentir a gusto.

 

Recuerden que no estamos en las carreras y que cada uno poseemos un ritmo diferente, es seguro que a unos les costara más que a otros.

 

Bien, continuemos.

 

A continuación vamos a visualizar nuestro brazo derecho, repitamos el mismo proceso, pensemos que nuestro brazo derecho cada vez es mas pesado, tan pesado que no podemos moverlo,  notemos como se va calentando, cada vez más, pero siendo conscientes de que ese calor es beneficioso para nuestro organismo. Es posible que en un par de minutos de concentración seamos capaces de dormir nuestra mano y brazo derecho, una buena señal sería notar un pequeño acorchamiento en nuestra extremidad derecha.

Ahora pasaremos a repetir el mismo proceso con nuestra mano y brazo izquierdo, cuando notemos que nos hace falta algo más que la voluntad para moverlos pasaremos a nuestro pie derecho continuando con la pierna del mismo lado y a continuación con el pie izquierdo y con la pierna izquierda, hasta el momento supongo que no habremos empleado más de seis u ocho minutos.

 

Ahora pasaremos a concentramos en nuestra mandíbula, cada vez es mas pesada, tan pesada que no puedo moverla, notaré como se va calentando de forma gradual hasta que me produzca sensación de bienestar, de la mandíbula pasaremos a los ojos, pensando que los parpados son muy pesados, tan pesados que no queremos abrirlos.

 

Hasta este momento no habremos consumido más de diez minutos.

 

LLegado hasta este punto, ¡¡ Ojo con dormirse!!, perdón por la broma, pero alguno que conozco, anteriormente lo experimentó tumbado sobre la cama y acabó relajado del todo.

 

Bueno como iba diciendo, llegado a este punto, deberíamos haber conseguido "desconectar" las sensaciones que recibe nuestro cuerpo del exterior, somos conscientes que hemos dormido nuestro cuerpo pero no nuestra mente. Vamos a empezar a utilizar nuestra pantalla de cine particular, ¿les gustan los paisajes verdes, con apacibles prados?, ¿sí? pues vamos allá, nos vamos a ver dando un paseo tranquilamente por un prado muy bonito, lleno de flores llamativas que contrastan con el verde de la hierba, notamos como el Sol nos calienta el cuerpo benéficamente, hay una temperatura espléndida, allá al fondo vemos una arboleda y escuchamos el agua que discurre por un riachuelo, todo es perfecto en este paisaje, no existe el mal.

 


Encontrarse en este lugar produce una sensación de paz indescriptible. Continuamos andando por el prado y nos damos cuenta que delante nuestra hay un pozo tapado, nos acercamos hasta él y abrimos la tapa, es muy profundo, no vemos el fondo, este es un buen lugar para deshacemos de nuestras tensiones y preocupaciones cotidianas, de los problemas que no nos dejan vivir en paz, arrojar a este pozo todos nuestros problemas no le va causar ningún mal a nadie y a nosotros nos va a reportar una gran tranquilidad,  ese pozo es el lugar donde me voy a desprender de mis problemas”. Pues bien comencemos a arrojarlos uno a uno hasta que no quede nada que nos pueda hacer daño dentro de nosotros. Hemos desterrado las preocupaciones dentro del pozo, nos sentimos nuevos, ya podemos cerrar la tapa y volver a caminar tranquilamente, sentimos de nuevo el sonido apacible del riachuelo, nos encontramos bien aquí, pero ahora hemos de volver, notamos el calorcillo del sol a través de nuestra piel, seguro que otro día podemos volver a este lugar tan tranquilo y maravilloso, ahora ya sabemos donde se encuentra y podemos volver cuando queramos.

Una vez terminado nuestro paseo, somos conscientes de nuevo de la paz interior que hemos logrado, comenzamos a mover poco a poco los dedos de las manos y los pies, notamos como fluye nuestra sangre a través de ellos, movemos nuestra mandíbula suavemente como si estuviéramos masticando, a continuación movemos pausadamente los brazos, hombros y piernas, no vendría mal que nos estiráramos desperezandonos no más de dos o tres segundos, por último abrimos los ojos, si disponemos de un poco más de tiempo nos podemos quedar quietos paladeando las sensaciones que hemos sentido, disfrutando de la sensación de relajación que invade nuestro cuerpo.

 

Bueno, bueno, ¿qué tal ese primer "paseo" por el campo?. Todo es cuestión de práctica, como ya les he dicho anteriormente, no estamos en una carrera de velocidad, aquí en este caso las prisas no son buenas consejeras.

 

Espero que al finalizar esa primera sesión de relajación se hayan encontrado mejor por haberse desprendido de ese peso extra que cargaban. La relajación no resuelve nuestros problemas, pero si nos ayuda a enfrentamos a ellos mejor y más fuertes, ¿no creen?. El truco está en repetir este ejercicio periódicamente, creo que estaremos de acuerdo en que el hombre es un animal (en el mejor sentido de la palabra) de costumbres, con la repetición periódica conseguiremos que cada vez nos sea más fácil llegar a ese estado de relajación y por lo tanto llegará un momento en el que la inversión de tiempo en la consecución sea menor y el tiempo en estado de relajación sea mayor, con los beneficios que ello nos reportará.

 

Háganme caso, será el mejor tiempo invertido de su vida.

 

La tranquilidad y la paz, no son los únicos objetivos a conseguir, como habrán podido observar, al relajamos estamos desconectando los estímulos corporales de nuestra consciencia. Nuestra mente sigue completamente lúcida y abierta a otro tipo de estímulos diferentes a los que habitualmente recibimos desde nuestra "cubierta corporal", podríamos decir que nos convertimos en receptores de una nueva realidad desconocida para nosotros, pero que está ahí.

 

¿¿Tonterías??, no creo.

 

Solo es cuestión de que en la próxima sesión, y después de su paseo antes de desconectar su pantalla cerebral, intenten dejar su pensamiento en blanco por unos segundos, y comiencen a ser conscientes de todo aquello que nos rodea y que normalmente no prestamos atención, por ejemplo esa pequeña corriente de aire que recorre la habitación, o el zumbido del tubo fluorescente, ese pajarillo que se oye al fondo, los crujidos producidos por la rama de un árbol en el jardín, la gota de agua que se escapa del grifo de la cocina, las olas del mar, y un sin fin de detalles que generalmente se nos pasan desapercibidos, pero que sin embargo ustedes saben que están ahí. Está es nuestra primera lección. Cada vez que se relajen intenten centrar toda su atención en estos detalles, verán como se sorprenden cada día un poquito más de los avances que son capaces de lograr por ustedes mismos.

 

Como les dije anteriormente, nuestra mente se acostumbrará a trabajar en otro nivel de consciencia que se conoce como alfa, en el se eleva (en este caso voluntariamente) nuestro umbral de percepción corporal y disminuye ese mismo umbral de percepción en el resto de nuestros sentidos.

 


Un ejemplo de todo lo hablado hasta este momento son las sesiones de sofrología a las que se someten cada dia más pacientes en algunos hospitales y clínicas del dolor, orientadas desde luego por especialistas reconocidos. Su trabajo consiste en enseñar a los pacientes a elevar su umbral en la percepción del dolor, de forma que este disminuya. Actualmente se realizan experimentos, con pacientes hipertensos, a través de este nivel de consciencia para que sean capaces de controlar sin medicamentos su tensión corporal. Hay muchas más aplicaciones de este nivel, pero creo que estos dos ejemplos son lo suficientemente explicativos de lo que podemos conseguir con nuestra mente.

 

Si somos capaces de conseguir que un enfermo con un dolor crónico pase más apaciblemente sus dias, díganme ustedes que no seremos capaces de conseguir. Les recuerdo que los límites del ser humano son los que él mismo se marca.

 

Me gustaría que reflexionaran en todo lo que hemos visto hasta ahora, y sacaran sus propias conclusiones.

 

Anteriormente he usado diferentes veces el término percepción, me gustaría que supieran antes de seguir qué es lo que significa, la percepción es un proceso constructivo mediante el cual vamos más allá de las sensaciones, organizando y captando conjuntos o totalidades dotados de sentido. Tranquilos que no me he puesto todavía filosófico, eso vendrá un poquito mas tarde... no obstante quiero dejar claros diferentes términos antes de continuar. Hemos hablado de estímulos y sensaciones, pero ¿realmente conocemos su significado? vamos a ver:

 

· Estímulo: energía que excita los órganos sensoriales.

 

· Sensación: es la captación de una cualidad como respuesta a un estímulo.

 

¿Que por qué entro en estas definiciones?, muy sencillo, para poder seguir desmenuzando el tema que tratamos en este capitulo, la inconsciencia consciente; desde que me planteé el escribir este trabajo me propuse que fuera ameno, entrenido y a ser posible clarificador, y sin embargo me encuentro ante un terrible problema ¿existe algo realmente que sea buen, bonito y barato al mismo tiempo?, no se que pensarán ustedes, pero es posible que a patir de estemomento la mitad de los futuros lectores abandonen la lectura de este artículo.

 

Eso sí, se perderán lo más bonito de este tema...

 

Hemos hablado de Estímulos, Sensaciones y Percepciones, todos ellos son bien conocidos para nosotros. La realidad que conocemos llega hasta nosotros a través de ellos, el frío, el calor, los  sonidos, los sabores, etc...

Vamos a ubicarlos a cada uno en su sitio:

 

· Fase física: un estímulo actúa sobre las terminaciones nerviosas de cualquiera de nuestros órganos sensoriales.

 

· Fase fisiológica: alteración de un órgano por la acción de un estímulo, se produce una transmisión nerviosa hasta el cerebro y este en consecuencia reacciona.

 

· Fase psíquica: captación de la cualidad correspondiente, a esta fase corresponde la sensación.

 

LLegado a este punto podemos concluir que la percepción implica un proceso de organización, integración e interpretación de las sensaciones. Y esta es la gran pregunta que ha acuciado a la humanidad desde sus comienzos como tal, ¿es realmente real la realidad que percibimos a traves de nuestros sentidos?. Como más vale una imagen que mil palabras, veamos que les parece el siguiente ejemplo:

 

 

 

¿Se han fijado en las dos líneas de puntos?, tras una rápida ojeada, ¿serían capaces de estar seguros de cuál de las dos es más larga?, o quizás ¿son las dos iguales?. ¿Comprenden ahora el dilema que tiene la preguntita de marras?.

 

 
No se preocupen, como les decía antes este es un tema que ha preocupado a nuestros antecesores mucho antes que a nosotros y esa pregunta hoy en día sigue sin una respuesta realmente satisfactoria, ¿les gustaría saber cómo ha evolucionado la concepción de la realidad hasta hoy? a lo mejor nos ayuda a comprender el verdadero significado de nuestra consciencia como humanos y nuestra evolución en este mundo "real" que nos rodea, y quizás, solo quizás, veamos un rayito de esa otra realidad que también esta ahí.

 

Vamos allá...

 

A menudo los filósofos de todas las épocas han pensado que nuestros sentidos nos engañan, este debate comenzó en su más pura expresión en la antigua Grecia durante los siglos VIII al VI antes de Cristo, debido a la necesidad de crear una nueva visión del hombre y del mundo desconocido que le rodeaba. Hasta ese momento todo el funcionamiento del mundo conocido y desconocido era atribuido a la voluntad de los dioses, pero el pueblo griego crecía, colonizaba, viajaba y comerciaba, y todas estás explicaciones eran insuficientes para poder afrontar con soltura y éxito los nuevos retos que aparecían por sus viajes por aquel mundo desconocido.

 

Ese fue el momento del paso del mito al logos, de la explicación irracional a la explicación racional. El cambio fue dado por la necesidad de encontrar unas leyes que rigieran el funcionamiento del mundo y no dejar todo eso a la arbitrariedad y el capricho de los dioses. Los primeros en comenzar los debates fueron los presocráticos, su necesidad de explicar la realidad del universo les llevó a buscar el principio (arjé o arché) o causa última de todo lo real que existia en el mundo, el elemento que dio origen al universo y la causa que explicaba los diversos cambios que en él ocurrían, así como la esencia real y permanente de las cosas. Para ellos el cosmos era un todo ordenado y no un caos, el orden natural era un sistema dinámico y no estático.

 

La verdadera filosofía (y que me perdone aquel que me crea equivocado) aparece en Mileto (ciudad griega en las costas de la actual Turquía), donde los pensadores milesios comenzaron a elaborar una antología o teoría del ser (metafisica, según Aristóteles, estudio de la realidad que está más al fondo, más profunda que la apariencia física ). Ellos fueron los creadores de la physis, física o filosofía de la naturaleza, preguntandose e intentando responder por la verdadera esencia de las cosas, además de por el origen de los fenómenos y elementos naturales.

 

El más destacado de todos los milesios fue TALES de Mileto ( 624 ‑ 546 a.C.) Hubo otros como ANAXIMANDRO (610 ‑ 545 a.C.) que rechazaron el arjé como un elemento determinado y único, ya que según él la naturaleza se halla llena de contrarios, frio‑calor, húmedo‑seco, dulce‑amargo, por ello formuló el concepto de apeirón, para él era una sustancia indeterminada e ilimitada que daba origen al mundo mediante la interacción de las fuerzas opuestas, a partir de de ese apeirón indeterminado los contrarios se desgajaban en un proceso gradual originándose infinitos mundos ( ¿no les suena esto al concepto de materia en física teórica? ). No se si se  “ve”  dónde quiero ir a parar, si le damos una interpretación un poco subjetiva al asunto, frio‑caliente, húmedo seco, amargo‑dulce, todos ellos contrarios y a la vez existentes, realidad e irrealidad, consciencia e inconsciencia, interactuando entre ellas y dando origen al mundo y en él al hombre que conocemos. Si existe lo dulce existe lo amargo, si existe la realidad existe por lo tanto la irrealidad y ambas deben existir para poder interactuar y dar origen al mundo.

 

Una parada en la evolución.... esto cada vez se  asemeja más a los modernos conceptos de la física... sabemos que el universo está formado por materia y antimateria, la materia a su vez está formada por átomos y los átomos por partículas y antipartículas.

 

En 1928 un científico, Paúl Dirac, formuló una teoría que reunía de forma satisfactoria y consistente la teoría de la relatividad especial de Einstein con la mecánica cuántica de Max Planck, también predijo que el electrón debería tener una pareja, el antielectrón o positrón. Lo curioso del caso es que en 1932 se descubrió el positrón y eso le valió a Dirac el premio Nobel en 1933. En la actualidad sabemos que cada partícula tiene su antipartícula con la que puede interactuar y aniquilarse. Por lo que se ve Anaximandro no estaba tan lejos como pensábamos en sus afirmaciones y a lo mejor la interpretación subjetiva que he sugerido antes tampoco. Intentaré no apartarme del tema, aunque a veces las conexiones entre los diferentes sabios de las diferentes épocas, hacen que mi imaginación vuele por terrenos escabrosos e intuitivos. En fin, vuelta a la "realidad".

 


¿Saben ustedes que la discusión sobre las diferentes concepciones de la realidad comenzó sobre el año 500 a.de C.?.

 

Bajo mi punto de vista el precursor de esta controversia fue el filósofo HERACLITO (544 ‑ 484 a.C.), para Heráclito todo fluye, nada permanece. Este constante fluir explica que la esencia de las cosas (el arjé) es el devenir (hay que entender el devenir como una tensión entre contrarios que da lugar al movimiento). Según él, el devenir rige el Universo, pero no de manera caótica si no más bien de forma ordenada y precisa. Y es aquí donde surge el dilema sobre los sentidos, Heráclito (y no sin razón) decía que una persona no puede bañarse dos veces en el mismo río, ya que sus aguas son distintas cada vez.

 

¿Qué dónde quería ir a parar?, muy sencillo, nuestros sentidos nos engañan porque nos presentan las cosas que nos rodean como estables, aún cuando sabemos que nada es permanente y que todo está en constante transformación. El mejor ejemplo que pudo dar fue el del río, sin embargo a mí se me ocurren otros "curiosos", por ejemplo, ¿se han parado ha pensar que viajamos por el cosmos a una velocidad increíble en una perfecta nave interestelar, que a su vez gira sobre si misma?, lo siento por los que sufren de miedo por la velocidad, pero es así. Unos datos para confirmarlo son los siguientes, la Tierra gira a 106.000 km/h alrededor del sol, su velocidad de giro sobre si misma es de 1.600 km/h (ni mi lavadora centrifuga tan rápido) en un punto situado en el ecuador, y a su vez nos desplazamos por el espacio a 20,1 km/seg. es decir a 72.360 km/h. y todo ello sin que tengamos sensación de movimiento, increíble ¿verdad?.

 

Pues los ejemplos fáciles no paran ahí, todos sentimos cuando estamos de pie sobre el suelo la verticalidad de nuestro cuerpo, supongamos que nos agarran de los pies y nos cuelgan boca abajo, la sensación no debe ser demasiado placentera, ¿qué dónde quiero ir a parar?, sencillo, si yo estoy de pie y mirando al cielo en mi ciudad, los que se encuentran en mis antipodas (los australianos por ejemplo) estando de pie en las mismas condiciones que yo, con respecto a mi se encuentran boca abajo, paradójico, teniendo en cuenta que si me acercara hasta allí dando un paseo yo no sería consciente de que cuando llegara a mi destino estaría boca abajo, tal y como estaban ellos cuando salí desde mi ciudad. Que curioso...

 

Conclusión, nada es estable y permanente, nuestros sentidos nos presentan "una" realidad, aunque espero que después de los ejemplos empezaremos a damos cuenta de que hay más "realidades" que no percibimos y que sin embargo están ahí, esperando a que nuestros sentidos nos las revelen.

 

En contra de Heráclito se encontraba PARMENIDES (540 ‑ 470 a.C), aunque al final los dos llegan a la misma conclusión, que nuestros sentidos nos engañan. El caso de Parménides es más difícil de explicar, intentaré no perderme en el camino. Perteneció a la escuela Eleata y por tanto, defendió la postura de los filósofos de Eleas, ellos negaban el movimiento en favor de la permanencia, me explico, Parménides negaba el movimiento y las transformaciones, basándose en tres principios:

 

· Solo el ser es, porque es ser. El ser es inmutable, quedando al margen del tiempo y toda evolución. La nada no es, el cambio y el movimiento significarían el paso del ser al no ser, y eso es imposible. Ningún ser nuevo puede originarse.

 

· Lo mismo es el pensar y el ser, identifica el pensamiento y la realidad que se piensa, basándose en los datos que nos aportan nuestros sentidos.

 

· Unidad del cosmos, el ser en general es uno, universal y siempre el mismo, no conoce el devenir ni el perecer.

 


Es decir, para Parménides lo que existe, existe, y lo que no existe no existe. Lógicamente la característica que define lo auténticamente existente es la inmovilidad, ya que si se moviera, ¿ hacia a dónde iría?, ¿a lo no existente, quizás?,  ¿al no ser?,  y con lógica aplastante para él, el no ser no es. Por lo tanto lo que verdaderamente existe, es ingenerable e indestructible, ya que si se generará y destruyera, ¿que habría antes y después? ¿el no ser?. Así que según Parménides lo real, no nace, no se muere, no cambia y no se mueve, y por lo tanto ya que nuestros sentidos nos enseñan justamente lo contrario,( es decir que todo lo que existe en la realidad nace.cambia y muere ) quiere decir que nuestros sentidos nos "engañan" ya que nos ofrecen una realidad puramente ficticia.

 

Ya les avise que lo de Parménides era algo especial, yo personalmente no me identifico con sus principios, aunque hay un matemático en la actualidad ,que salvando las distancias ( ojo ,no me mal interpreten), en sus estudios se acerca mucho a la idea de universo "ordenado" de Parménides. Este matemático es DOUGLAS HOFSTADTER, uno de las personas que mas intensivamente se ha dedicado al estudio de la TEORÍA DEL CAOS, según sus palabras:

 

"Sucede que una misteriosa clase de caos acecha detrás de una fachada de orden, y que sin embargo, en lo más profundo del caos acecha una clase de orden todavía más misterioso".

 

Según esto, y ya les digo que salvando las distancias, a ver quién contradice al sr. Parménides. Y les digo más, el padre de la formulación teórica del "efecto mariposa", uno de los pilares de la ciencia del caos, el Profesor ED LORENZ (Instituto tecnológico de Masachussets), ha dedicado su vida a explicar las reglas precisas que rigen los comportamientos "aparentemente aleatorios" de la naturaleza, aunque si nos basamos en Parménides, un comportamiento aleatorio es imposible que se pueda basar en un regla precisa, es decir que en teoría no se puede predecir un suceso futuro, el ser es y la nada no es, la realidad queda al margen del tiempo y la evolución y por lo tanto significaría el paso del ser al no ser y eso es imposible, aunque la cosa no queda ahí ya que el Profesor ROBERT MAY (Universidad de Oxford y consejero científico del gobierno británico), disparó el interés por la nueva ciencia gracias a sus estudios y resultados sobre sistemas caóticos simples, todos ellos han hecho que físicos , biólogos, astrónomos y economistas creen un modelo teórico, la ciencia del caos, que sirva para comprender la complejidad que podemos observar en la naturaleza.

 

La teoría del caos ofrece un método para descubrir orden y concierto donde antes solo reinaba el azar, la irregularidad y lo impredecible, en una palabra, lo caótico. Evidentemente, si nuestro mundo se rige por leyes caóticas y nos acercamos al descubrimiento del orden a través de la teoría delcaos, a su vez nos estaremos acercando a lo que postulaba Parménides sobre la realidad y el orden y por lo tanto, a lo mejor no es tan descabellado lo que defendía sobre los sentidos y la presentación que nos dan de la realidad.

 

Realmente,  la discusión sobre la existencia de otras realidades podría abarcar cientos, incluso miles de artículos como este.

Desde el comienzo del conocimiento humano el hombre ha procurado estudiar el entorno existente a su alrededor y ha creado las herramientas necesarias para poder comprenderlo, he de presuponer que la realidad que vivimos no es estanca y única, aunque si podemos llegar a palpar que su conocimiento es todavía para nosotros algo por el momento inalcanzable. No creo que tenga discusión, y los datos aportados hasta el momento me remito, que la realidad que nos rodea varía según evoluciona nuestro conocimiento, si llegamos a comprender esto que acabo de mencionar, nos daremos cuenta que poco a poco iremos avanzando en el descubrimiento de esas otras realidades, que estoy convencido existen, y que según nos enseña la historia al ser descubiertas pasarán a formar parte de la realidad por nosotros conocida, y por lo tanto palpable y demostrable. Estoy seguro que para algunos de ustedes a estas alturas del articulo,  la existencia de esas otras realidades es tan real como la vida misma, sin embargo también supongo que para otros de ustedes lo visto hasta ahora no es suficiente.

Que quede claro, y eso es muy importante para el buen fin de este trabajo, que no busco convencer a nadie...                     sino más bien abrir los ojos a los que lo deseen y si es posible aportar mi granito de arena para que aquellos que poseen en realidad el conocimiento y los medios adecuados puedan avanzar en el estudio de estos temas.

 

Quizás esto ahora escrito sea la base de algunas nuevas semillas que con el tiempo darán su fruto. Si usted, mi fiel lector, pertenece a este segundo grupo, tiene un campo muy amplio de estudio en pensadores como Descartes, Kant, Berkeley, Hume, Sartre, Jung... entre otros; léalos, estúdielos detenidamente, y tengo el convencimiento de que la lectura de estos "monstruos" del pensamiento hará temblar hasta los pilares del más escéptico en la tierra.

 

 

Hay un detalle que no quiero pasar de largo: si nos fijamos en la evolución del pensamiento, gran parte de las hipótesis lanzadas por los grandes pensadores, se han visto refrendadas con el tiempo por los descubrimientos de la ciencia, y yo que soy de naturaleza curiosa me pregunto ¿ esa relación se puede considerar como una casualidad o una causalidad?.

Para terminar con este capítulo voy a entrar solo en un tema más, del campo estrictamente científico aplastante y sin embargo muy discutido hasta ahora.

 

Vamos allá...

 

Hasta este momento la realidad conocida está basada en tres dimensiones, cuatro si nos basamos en la relatividad general de Einstein, y yo me pregunto ¿es posible que exista alguna otra dimensión más a parte de las ya conocidas?, porque ello explicaría multitud de fenómenos extraños que se dan en nuestra realidad, y que sin esa o esas otras dimensiones nunca tendrían explicación.

 

Bueno, quién sabe, quizás aplicando la lógica lleguemos a un resultado, no por ello verdadero, para ello utilizaremos la teoría de la relatividad general y ya veremos donde nos lleva. Que la luz viajaba en línea recta era algo seguro hasta que llego Einstein y formuló su su teoría, según ésta, la trayectoria de la luz se ve afectada por los campos gravitacionales de los objetos que encuentra a su paso, veamos un dibujo explicatorio

 

 

donde E es la estrella en su posición real, F.E. es la estrella en el lugar que la observamos, S es nuestro Sol y T es nuestro lugar de observación. Como podemos ver, la luz emitida por una estrella al acercarse a nuestro astro, curva su trayectoria dándonos una posición inexacta de la misma. Este efecto fue comprobado en el año 1.919 por un grupo de científicos ingleses durante el estudio de un eclipse de sol en África oriental. Hoy en día este efecto está totalmente contrastado y en él se basan los astrónomos, utilizando el conocido efecto de lente gravitacional.

 

Este efecto, conocido desde hace tanto tiempo da pie a numerosas interpretaciones, en tanto en cuanto seamos capaces de comprender la magnificencia de su resultado. Les propongo realizar un pequeño experimento, ¿se atreven?, es fácil. Vamos a coger un huevo de nuestra nevera, una vez en nuestras manos vamos a depositarlo en una mesa apartada de nosotros unos 5 metros. Nos vamos a colocar de forma que nuestra línea de visión sea aproximadamente paralela al plano de la mesa e incida en el huevo en su diámetro más largo. ¿Qué es lo que están observando?

 

        Pues a priori, visualizaremos una figura parecida a un círculo, y si el huevo está lo suficientemente alejado, nos dará el aspecto de ser totalmente una figura plana. Evidentemente, sabemos que es lo que estamos viendo, y sin embargo estamos obteniendo una percepción totalmente distinta de la realidad, ¿no creen?.

 

Veamos, si nos vamos acercando paulatinamente a él, iremos obteniendo nuevos datos que nos darán cada vez una perspectiva diferente y más completa. Lo que en la lejanía daba la sensación de ser una figura plana, irá convirtiéndose según nos vayamos acercando en un cuerpo curvo, hasta captar toda su forma. Igualmente, la superficie totalmente pulida, que podíamos captar en un principio, irá variando hasta mostramos una superficie rugosa y con pequeños surcos. ¿Lo han podido comprobar?, supongo que si, ya que es muy fácil.

 

 Seguro que ustedes se estarán preguntando dónde quiero llegar, pues a la siguiente conclusión, conocemos que la luz en ausencia de campos gravitatorios fuertes, viaja en línea recta, por ejemplo de nuestro Sol hasta la tierra. En el universo conocido por nosotros, esta distancia se podría considerar como microscópica, en comparación con el tamaño de la Via Láctea, y no digamos con las distancias que nos separan de las galaxias más lejanas a nosotros.

 

En nuestra galaxia hay millones de estrellas capaces de curvar la trayectoria de la luz y por tanto de variar la percepción de lo que nos rodea en el espacio, no digamos ya lo que ocurriría con la luz procedente de las galaxias más lejanas que han de atravesar distancias macroscópicas, atravesando los campos gravitatorios producidos por todas las galaxias a su paso, ello haría que las posiciones relativas de dichas galaxias distasen enormemente de las posiciones reales.

 

Y si eso es así... yo me pregunto, ¿no sería posible que el universo que observamos tenga una forma diferente a la que se puede entresacar de la teoría de Einstein?. Quizás y solo quizás pueda ocurrir lo siguiente, y es que el universo sea como una delgada hoja de papel formando pliegues sobre si misma, formando algo similar a un acordeón.

 

¿Descabellado?, quizás... pero no tanto si tenemos en cuenta lo que las pruebas realizadas por nuestros astrofísicos nos enseñan, y es que a ver cómo se puede explicar que recibamos mayor influencia gravitatoria de la materia oscura que nos rodea (espacio vacío o la nada) que de la materia visible a nuestro alrededor. A ver ¿cómo se puede explicar, si no es con un universo formando pliegues?.

 

Apliquemos la lógica, si partimos de la base que la trayectoria de la luz se curva en distancias macrocópicas por la acción de la gravitación, una galaxia situada a millones de años luz ejercería una fuerza de gravitación ínfima sobre nosotros, pero claro, hay que tener en cuenta que la estamos situando en una posición relativa correcta según la trayectoria de la luz, pero incorrecta según su posición real, ya que al poder seguir trayectorias curvas la luz que recibimos de ella, podría estar, en principio,  mucho más cerca de lo que en un principio podríamos imaginar.

 

¿Descabellado?, quizás... pero no tanto si tenemos en cuenta que una de las asignaturas pendientes de la física moderna es la ratificación de la existencia de una partícula llamada gravitón. Nuestros científicos saben que existe y saben que es una partícula que no posee masa, que transmite la fuerza gravitatoria entre dos partículas con masa y que la ausencia de masa hace que sea capaz de transmitirse en grandes distancias, por ello es posible que por ejemplo exista nuestro sistema solar tal y como es.

 

El dia que nuestra física sea capaz de corroborar los datos que de ella posee, nos daremos cuenta de que al ser una partícula de pura energía sería posible que se transmitiera de pliegue a pliegue de nuestro universo en acordeón, sin tener que recorrer, necesariamente, el mismo camino que los fotones que forman la luz. De esa forma se podría explicar como podemos recibir una atracción gravitatoria de una zona en la que no existe una materia visible capaz de crearla.

 

Si el gravitón fuese capaz de saltar entre pliegues, ello nos llevaría a replanteamos la existencia de otras dimensiones diferentes a las conocidas hasta hoy, lo cuál llevaría aparejado un salto hacia adelante para la humanidad, no obstante aunque no quede demasiado para la comprobación experimental de esta partícula, si quedaría en cualquier caso mucho camino para recorrer en el estudio de sus posibles aplicaciones.

 

        Siendo realistas, el hombre es un ser que vive en un universo de cuatro dimensiones y esas cuatro dimensiones delimitan su existencia, pero no su capacidad de percepción, curiosidad e imaginación, que es en definitiva lo que hace evolucionar a nuestra humanidad.

 

¿Dónde estaríamos hoy de no ser por el afán de superación innato a nuestra especie?.

 

Créanme, estoy seguro que el ser humano continuará en su evolución, pero para ello es necesario que empecemos a romper poco a poco las barreras que nos delimitan y seamos capaces de damos cuenta de que al igual que un ciego no puede ver la luz, no quiere decir que la luz no exista. Nosotros no podemos ver las otras realidades que nos rodean lo cuál no quiere decir que no estén ahí. A nuestro alrededor hay ciertas cosas inexplicables queramos o no y hemos de ser conscientes de ello, solo así seremos capaces de avanzar.

 

Por cierto, si alguno de ustedes siente curiosidad y quiere profundizar más en la realidad que nos rodea, siempre desde el punto de vista de la física actual, ahí van una serie de temas que, como mínimo, le harán pensar que lo que hasta ahora ha leído no es tan imposible como en un principio creía:

 

· Teoría del caos.

 

· Teoría de las cuerdas. Cuerdas heteróticas.

 

· Principio antrópico.

 

· Relatividad general.

 

· Gravedad. Gravitones.

 

· Geometría fractal. Mandelbrot.

· Astronomía, materia oscura.

 

Tengo la certeza amigo lector, que estas teorías de la física actual, aplicadas hasta sus últimas consecuencias, revolucionarán en breve la concepción de la realidad que nos rodea, haciéndonos "ver" todo lo que nos esconde este universo en el que vivimos.

 

Gracias a todos...........

 

Sin ustedes...

Sin Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 

Este articulo no tendría...

 

Ningún sentido....

 

Saludos... Guillermo Núñez

 

Modificado el ( jueves, 14 de diciembre de 2006 )
 
< Anterior   Siguiente >